REACCIONÓ Y GANÓ BIEN

Italiano había comenzado perdiendo el partido por un descuido en salida desde el inicio. Lo dio vuelta con buen juego, golazos y algún lujo. Sobre el final, antes del cuarto gol, también hubo lugar para el sufrimiento.

Pasó de todo en el partido del sábado que Italiano derrotó 4 a 2 a L. N. Alem. Porque a raíz de un descuido en salida, perdió la pelota Domínguez y Gaeto marcó el primer gol de la tarde. De esta manera se puso en ventaja rápidamente la visita. Italiano se acomodó en la cancha y tras un pelotazo desde el fondo de Domínguez, la bajó Blanco y Robaldo se sacó dos hombres de encima y definió por encima del arquero. Puso el 1 a 1 parcial con ese golazo y fue por más.

Suarez Costa intervino en el segundo gol; entró al área por izquierda y metió un centro por bajo que Coronel desvió contra su valla. Así Italiano se puso 2 a 1 (anteriormente Griffo había salvado el arco “azzurro”).

En el complemento se destacó el “moreno” Oswaldo Blanco que se convirtió en la figura de la tarde. Marcó dos goles (por primera vez convirtió con la camiseta de Italiano) y el segundo de ellos, un golazo similar al de Robaldo por la definición. Además tuvo tiempo para demostrar algún lujo y ser el hombre más temible del ataque.

Sobre el final, cuando al conjunto de Cordone se puso 3 a 2, Italiano también tuvo que sufrir innecesariamente por no haber podido convertir antes otro gol que llegó sobre el final para sellar el 4-2.

La próxima fecha será el lunes 11 ante El Porvenir. El objetivo de la Copa Argentina está más cerca y el conjunto de Zermatten sabe que depende de sí mismo.